Terrorismo



EL SILENCIO

El autor de este mensaje es el Dr. Emanuel Tanay, nacido en 1928, judío sobreviviente del Holocausto, conocido y muy respetado psiquiatra forense radicado en los EUA. Un hombre, cuya familia pertenecía a la aristocracia alemana antes de la Segunda Guerra Mundial, fue propietario de una serie de grandes industrias y haciendas. Cuando se le preguntó ¿cuántos de los alemanes eran realmente nazis?, la respuesta que dio puede guiar nuestra actitud hacia el fanatismo.

GF078211--575x400

Muy pocas personas eran nazis en verdad” dijo, “pero muchos disfrutaban de la devolución del orgullo alemán, y muchos más estaban demasiado ocupados para preocuparse. Yo era uno de los que sólo pensaba que los nazis eran un montón de tontos. Así, la mayoría simplemente se sentó a dejar que todo sucediera. Luego, antes de que nos diéramos cuenta, los nazis eran dueños de nosotros, se había perdido el control y el fin del mundo había llegado. Mi familia perdió todo. Terminé en un campo de concentración y los Aliados destruyeron mis fábricas…”

Se nos dice que la gran mayoría de los musulmanes sólo quieren vivir en paz. El hecho es que los fanáticos dominan el Islam, tanto en este momento como en la historia. Son los fanáticos los que marchan. Se trata de los fanáticos los que producen guerras. Se trata de los fanáticos los que sistemáticamente masacran cristianos o grupos tribales en África y se van adueñando gradualmente de todo el continente en una ola islámica. Estos fanáticos son los que ponen bombas, decapitan, asesinan. Son los fanáticos los que toman mezquita tras mezquita. Se trata de los fanáticos los que celosamente difunden la lapidación y la horca de las víctimas de violación y los homosexuales. Se trata de los fanáticos los que enseñan a sus jóvenes a matar y a convertirse en terroristas suicidas. El hecho cuantificable y duro es que la mayoría pacífica, la “mayoría silenciosa” es intimidada e imperceptible.

  • La Rusia comunista estaba compuesta de los rusos, que sólo querían vivir en paz. Sin embargo, los comunistas rusos fueron responsables por el asesinato de cerca de 100 millones de personas. La mayoría pacífica era irrelevante.
  • La enorme población de China era también pacífica, pero los comunistas chinos lograron matar la asombrosa cifra de 70 millones de personas.
  • El individuo japonés medio antes de la Segunda Guerra Mundial no era un belicista sádico. Sin embargo, Japón asesinó y masacró, en su camino hacia el sur de Asia Oriental, en una orgía de muerte que incluyó el asesinato sistemático, a 12 millones de civiles chinos, la mayoría muertos por espada, pala y bayoneta.
  • Y, ¿quién puede olvidar Ruanda, que se derrumbó en una carnicería?… ¿Podría no decirse que la mayoría de los ruandeses eran amantes de la paz?

Las lecciones de la historia son con frecuencia increíblemente simples y contundentes. Sin embargo, a pesar de todos nuestros poderes de la razón, muchas veces olvidamos el más básico y sencillo de los hechos:

Los musulmanes amantes de la paz se han hecho irrelevantes por su silencio. Los musulmanes amantes de la paz se convertirán en nuestro enemigo si no se pronuncian, porque al igual que mi amigo de Alemania, se despertarán un día y encontrarán que los fanáticos los poseen, y el fin de su mundo habrá comenzado. Los alemanes, amantes de la paz, japoneses, chinos, rusos, ruandeses, serbios, afganos, iraquíes, palestinos, somalíes, nigerianos, argelinos, y muchos otros han muerto a causa de que la mayoría pacífica no se pronunció hasta que fue demasiado tarde.

En cuanto a nosotros, que somos espectadores ante los eventos en desarrollo, debemos prestar atención al único grupo que cuenta: los fanáticos que amenazan nuestra forma de vida.

Por último, cualquiera que duda de que la cuestión sea grave y elimina este mensaje sin reenviarlo, está contribuyendo a la pasividad que permite a los problemas expandirse. Esperemos que miles de personas, en todo el mundo, lean y piensen sobre él, antes de que sea demasiado tarde.


Primero la gente del Sábado, después la del Domingo

31.03.15 | 11:18
Este es un dicho islamista. Primero eliminar la gente del Sábado, los judíos, y después la del Domingo, los cristianos.

La realidad confirma este propósito, una vez conseguido asesinar, perseguir y expulsar a los judíos que vivían en estos países antes de la llegada del Islam, ahora esas tierras sin judíos, sin la gente del Sábado, el islamismo se ceba en los cristianos. “Con los judíos fuera, ahora, los musulmanes persiguen cristianos”  afirmó Ron Prosor, el Embajador de Israel ante la ONU en su último discurso en el Consejo de Seguridad de la ONU. Añadió que “Sólo hay un lugar en el Oriente Medio, donde las minorías tienen la libertad para practicar su fe, cambiar los credos, o practicar ninguna fe – y es Israel”.

Ron Prosor comenzó explicando que en estos días, cuando se acerca la Pascua judía, hay un terrible nuevo “éxodo” que aqueja a Oriente Medio, impulsado por una plaga de persecución [islámica] dirigida contra los cristianos, kurdos, yazidíes, bahais, y por supuesto, también contra los judíos”.

SIRIA.- Dos cristianos fueron crucificados por los islamistas radicales porque se negaron a abandonar su fe.

SIRIA.- Dos cristianos fueron crucificados por los islamistas radicales porque se negaron a abandonar su fe.

Él relató que después de que los países musulmanes asesinaron a miles de judíos y obligaron a cientos de miles de judíos a abandonar los países musulmanes de acogida, los musulmanes ya no tenían nadie para perseguir. Así, los “extremistas se han dirigido hacia los cristianos”.

A la vuelta del siglo XX, los cristianos comprendían el 26% de la población del Oriente Medio. Hoy, esa cifra es inferior al 10%. “El Estado Islámico, -ISIS o Daesh- en Irak, dio la opción sombría a los cristianos de convertirse al Islam o enfrentar la muerte por decapitación, la lapidación o la crucifixión. Temiendo por sus vidas, decenas de miles de cristianos han huido al norte de Irak y se han refugiado en el Kurdistán”.

El Embajador Prosor declaró en nombre del gobierno de Israel que “Los kurdos son la fuerza principal en la lucha contra el ISIS. Ellos han demostrado un gran coraje y fortaleza. Los kurdos necesitan el apoyo de la comunidad internacional y que merecen la independencia política.”

Luego se volvió a explicar que Israel, y sólo Israel, es el único bastión de la libertad religiosa y étnica en el Oriente Medio: “Israel es el hogar del Centro Mundial Bahá’í, es el único lugar en el Oriente Medio, donde los drusos alcanzan las más altas esferas de la sociedad; y, es el único lugar en el Oriente Medio, donde la población cristiana está creciendo”.

En una comparación reveladora de trato a los cristianos de Israel con la Autoridad Palestina, el Embajador israelí Ron Prosor relató que “Desde el establecimiento de Israel en 1948, las comunidades cristianas se han expandido a más de 1000 por ciento y los cristianos israelíes están presentes en nuestro parlamento y en nuestro Tribunal Supremo. Lo mismo no puede decirse de los cristianos que viven bajo el liderazgo palestino. Desde que Hamas tomó el control de Gaza en 2007, la mitad de la comunidad cristiana ha huido. Después de que la Autoridad Palestina tomase el control de Belén en 1995, palestinos armados se apoderaron de los hogares cristianos y saquearon la Iglesia de la Natividad. Debido a esta persecución, la población cristiana de la ciudad se redujo en un 70%”.

Los islamistas radicales tienen un dicho, anotó Ron Prosor: “Primero las personas del Sábado, después la gente del Domingo” – una alusión al siniestro plan para derrotar a los judíos en Israel, cuyo día de reposo es el sábado, y luego pasar al mundo cristiano, cuyo día de reposo es el domingo.

Se puede añadir a las palabras del Embajador Ron Prosor que en el actual Oriente Medio, el pueblo del Viernes (musulmanes) que no acepta el Califato también es objetivo de los salafistas y yihadistas.

Hay quienes justifican los crímenes del islamismo, los minimizan o relativizan. Pero los números, la realidad se impone, no los dichos y teorías de estos ultra izquierdistas, relativistas morales, judeófobos y cristianófobos. Todos estos recibirían más castigo por ser “cristianos” que abandonan su religión, lo que es más sancionable para un salafistas y yihadista, a no ser que se conviertan al Islam, lo que ha sucedido en no pocos casos.

NOTAS

http://virtualjerusalem.com/culture.php?Itemid=16423