febrero 2010



Ministro Sebastián, el Bombillero

Ministro Sebastián, el Bombillero. Cortesía de http://www.mibestiario.es/

España promueve en Bruselas la tasa Google

España promoverá en las próximas semanas una tasa en el ámbito europeo que gravará a los grandes buscadores y redes sociales. La nueva tasa Google, reclamada este mismo mes por el presidente de Telefónica, César Alierta, busca recompensar a las empresas de telecomunicaciones por el uso que Google, Yahoo, Microsoft y otras grandes empresas que ganan dinero en Internet hacen de sus infraestructuras.

ABC: Miguel Sebastián pide que la UE imponga una tasa a los buscadores de internet

PÚBLICO: España promueve en Bruselas la tasa Google

LA VANGUARDIA: Sebastián defiende estudiar en la UE la creación de una tasa para

Me resulta difícil entender esta nueva amenaza contra la Red. Si no fuera porque en este país tenemos en el gobierno a personajes como los que tenemos… me lo tomaría a broma. Pero mucho me temo que es un nuevo frente que se abre y que tan solo una reacción firme y unánime de los usuarios puede poner coto a tan descomunal atropello.

En una primera lectura, superficial e irreflexiva, puede que algunas almas cándidas no adviertan la gravedad del asunto y que lo interpreten tan solo como una nueva muestra de la voracidad recaudatoria de las “administraciones” para compensar la pésima gestión que hacen de nuestros ya abultados impuestos. A fin de cuentas “parece que a mi no me afecta”, sino a las grandes empresas de buscadores (Google, Yahoo, Microsoft,…), “pues que paguen y se acabó“. Craso y tosco error. Antes de profundizar en el problema hay que recordar una idea básica: Cualquier incremento recaudatorio se traslada finalmente el usuario final. Y ese usuario final soy yo, eres tú; los que siempre seremos los paganos de turno. En fin, sacar dinero por todo; al final, si este asunto cuaja, lo pagaremos los usuarios.

Pero recordemos cómo funciona Internet. Cuando alguien quiere construirse una página o portal WWW, sea Google o sea yo mismo, primero paga para registrar el dominio (compra el nombre de la WWW). Luego, paga para alquilar el “posting” de la propia WWW (un tanto mensual o anual para tener derecho a meter los archivos en una carpeta). Salvo que lo encuentre gratuito, como es el caso de este blog, aunque finalmente alguien paga, porque nadie da algo por nada. A partir de ahí, cada usuario que se conecta para acceder a la Red lo hace a través de Telefónica, Ya.com, Jazztel, Orange,… o cualquier otro ISP (Internet Service Provider) y, por ello, por el servicio consistente en enviar y recibir datos a través de sus líneas, el usuario paga unas cuotas mensuales a su ISP. Pero, ¿para que quiero Internet si no dispongo de buenos buscadores? Navegar en Internet sin “buscador” es como perderse en el océano sin brújula.

Lo que aquí se plantea es que empresas que utilizan directamente el ancho de banda de esas compañías telefónicas, sino que están dando un servicio a los usuarios, paguen por lo que ya estamos pagando millones de usuarios. ¿Acaso los ISP no se benefician de los buscadores? A ver quien contrataría una ADSL si no pudiese utilizar los  buscadores. Si los “buscadores” pagasen el tráfico de datos, los usuarios no deberíamos pagar a nuestros ISP, ¿verdad?

En la nueva sociedad del conocimiento, todo apoyo que beneficie el acceso libre a la formación y a la información es el motor de la generación de riqueza. Pero no defenderé ahora este nuevo constructo que se avecina porque no lo entenderán estos mediocres que aprovechan cualquier circunstancia para seguir ingresando a base de la apropiación de conocimiento de otros todo aquello que ellos son incapaces de hacer para fomentarlo. Lo raro será que la $GA€ no se sume a la iniciativa, bajo el argumento de que con los buscadores también se busca material pirateado; aunque solo será cuestión de tiempo.

¿De dónde sale un personaje tan nefasto y absurdo? Nos quejábamos  de la ministra Gonzáles-Sinde, inefable titiritera, pero ahora el indescriptible ministro Miguel Sebastián, el Bombillero, va y la deja en un magnífico lugar. Castigar a los que promueven el tráfico en la red y por lo tanto los que dan negocio a los suministradores de infraestructura es tan absurdo que no cabe en cabeza medianamente amueblada.


Bibiana Aido, Ministra de Igual-da

Bibiana Aido, Ministra de Igual-da. (Cortesía de http://www.mibestiario.es/)

José Luis Lajara
11 de diciembre de 2009
Unión Progreso y Democracia

Yo no soy víctima de la LOGSE. Tengo 45 años y he tenido la suerte  de estudiar bajo unos planes educativos buenos, que primaban el  esfuerzo y la formación de los alumnos por encima de las estadísticas de aprobados y de  la propaganda política.
En párvulos  (así se llamaba entonces lo que hoy es “pre-escolar)  empecé a estudiar con una cartilla que todavía recuerdo  perfectamente: la A de “araña”, la E de “elefante”, la I de “iglesia”,  la O de  “ojo” y la U de “uña”. Luego, cuando eras un poco más mayor, llegaba “El Parvulito”, un librito con poco más de 100 páginas y un montón de lecturas, no como ahora, que pagas por tres tomos llenos  de dibujos que apenas traen texto. Eso sí, en el Parvulito, no había  que colorear ninguna página, que para eso teníamos cuadernos.  (más…)