Córdoba y la inCultura



Verdades que ofenden..

En el transcurso de la sesión de control al Gobierno, celebrada durante el Pleno del Senado este martes, un senador de Izquierda Unida y secretario general del Partido Comunista de Andalucía para más señas, ha preguntado al Gobierno sobre si éste “se ha planteado revisar la legislación hiootecaria para suprimir el privilegio que se otorga a los obispos de la Iglesia Católica de actuar como fedatarios públicos para emitir certificaciones de dominio sobre bienes inmuebles para adueñarse de ellos mediante su inmatriculación en el Registro de la Propiedad”, en enunciado textual de la pregunta.Casualidad o no, esta pregunta fue registrada en el Senado el día 14 de abril, fecha en la que se conmemora la proclamación de la II República durante la cual el gobierno republicano-socialista promulgó una serie de decretos y leyes en contra de la Iglesia católica y que en muchos casos dieron lugar…

Ver la entrada original 732 palabras más


Para el promotor de la pintoresca propuesta, presente en la “recreación fotográfica”, los Huertos Urbanos o Huertos Municipales de Ocio son experiencias muy desarrolladas en el conjunto del Estado español con inmejorables resultados. Es bien patente que la dieta vegetariana ayuda a perder algunos kilillos de más.

La brigadilla cordobesa de “Ecologistas en Acción” propugna la creación de Huertos Urbanos en los terrenos de las Caballerizas Reales, aledaños al Alcázar de los Reyes Cristianos, en Córdoba. El paladín de tan pintoresca idea así lo expresa en su divertido blog  Otra Córdoba es Posible, con gran regocijo de seguidores y de opositores a tan rocambolezca y estrafalaria fantasia que han participado profusamente con sus comentarios.

http://otracordobaesposible.wordpress.com/2009/11/22/propuestas-de-ecologistas-en-accion-sobre-el-plan-de-usos-de-caballerizas/

Dedicar un espacio público enclavado en pleno centro histórico, artístico y turístico cordobés, Patrimonio de la Humanidad, con un elevadísimo potencial económico, para plantar melones y rábanos es lo que entiende este sujeto como “Economía Sostenible“.  Aparte de las razones de preservación del Patrimonio del Histórico-artístico, hay que considerar que Córdoba vive en gran medida del turismo y, en buena lógica es el turismo lo que se debiera potenciar. Aunque más vale que nos pongamos a temblar, o mejor que reaccionemos pronta y enérgicamente, de una vez por todas, ante las memeces de estos cretinos.  Estas propuestas pseudoecologistas pueden hacer mella en políticos y  funcionarios desnortados e ignorantes, más atentos del puñadillo de votos de estos verdosillos, que de los intereses generales de los ciudadanos.

A pesar de todo,  la idea  del melonar en pleno casco histórico-artístico-turístico pudiera no ser tan mala. El melonar no estaría reñido en absoluto con el atractivo turístico de la zona; por el contario, añadiría una nota pintoresca y racial, carpetovetónica, no contemplada hasta ahora. Cabe imaginar a Gerardo Pedrós vestido de melonero, o a su alter ego, “La Raquel Morrison”, de melonera, con sendos azadones, abriendo y corrigiendo surcos, abonando con estiercol ecológico (¿de caballo?), sudorosos, con sus pañuelos a la cabeza, atados en sus cuatro picos, a la vieja usanza rural y de andamio. Rústicos ellos. Seguro que los turistas japoneses se entusiasmarían ante una estampa tan delirante y acudirían en aluvión, con sus yenes, a esta Córdoba tan subdesarrollada y pinturera.

La mejora del melonar y otras cucurbitáceas siempre ha sido un tema clave para la humanidad.