Aparcamientos SI



Adaptación cordobesa de un comentario a un artículo publicado aquí.

Los problemas que crean los carriles-bici son muy variados. Ahora destacaremos tan solo dos de ellos:

  • Ha atacado un bien cada vez más escaso: el aparcamiento al aire libre.
  • Está demonizando a un colectivo cada vez más atacado y acosado: los conductores.

A todos estos ciclistas radicales me gustaría verlos ir a su trabajo en bici  desde El Higuerón, Villarrubia, El Muriano,…

Y ahora alguien saldrá con: “pues combina el cercanías o el autobús con la bici“. Pues bien, si eso hiciera ocurría que:

  • Dependería de los horarios del transporte público interurbano/urbano (si se me pegan las sábanas 10 minutos, no llegaría 10 minutos tarde, sino más de 1 hora, por que habría perdido las conexiones).
  • Tardaría el el triple o más en llegar a mi trabajo (1h 30min, en vez de 20-25 min).
  • Me saldría más caro (6€, en vez de 3€, ida y vuelta).
  • Llegaría sudando a la empresa, después de haber salido de casa recién duchado.
  • Tendría que tener ropa limpia en la empresa (la vestimenta que observo en los ciclistas no es la adecuada para mi trabajo).
  • No tendría dónde dejar la bici con seguridad de que no me la roben ( y no es precisamente barata).
  • Al salir del trabajo, no podría echar una simple cerveza con los amigos,  ni pasar a ver a mi madre (el último tren de vuelta sale a las 22 y pico, y el autobús a las 23), y un largo etcétera.
  • Y podría seguir la lista, hablando de problemas de espalda o tendencia a coger un par de faringitis y gripes por año.

Peeero…., parece que el “gordocabrón” tiene solución para todo: si no usamos el transporte público por que el privado aún tiene ventaja, invirtamos la situación ¿Cómo? ¿Mejorando el transporte público? Nooo, eso sería caro y difícil.

Es mucho más fácil putear el transporte privado hasta que reviente y, además, sacar unas perras extras:

  • Convirtamos todo el aparcamiento libre en superficie (que YA hemos pagado con el impuesto del vehículo) en una fuente de ingresos extras: la Zona Azul
    • ¿Y la gente que trabaje en el centro todo el día?
    • Bah, que se las avíen. Total, por 0,60 euros/h y tener que salir a picar cada 2 horas, tampoco es para tanto.
  • Para conformar a todo el mundo enterremos el problema: aparcamientos subterráneos… al módico precio de 1,20 euros/hora…
    • Señor alcalde: me paso 9 horas al día como mínimo en mi lugar de trabajo ¿Sabe usted multiplicar? ¿Y restar? Lo digo porque soy mileurista (y autónomo, hay que joderse).
  • Cortemos accesos al centro de la Ciudad.
    • Genial, eso multiplica los ingresos de lo anteriormente mencionado.
  • Peatonalicemos a tutiplén para que sea imposible llegar a cualquier parte del centro si no es a pata.
  • Y si aún queda algún aparcamiento sin Zona Azul, dejemos que los gorrillas (esos que te arrancan un espejo si no pagas) devoren lo que queda de los conductores mientras la policía mira y ríe (y pone multas, eso sí).

Por no mencionar propuestas-disparate como la de  ¡Peaje para circular por el centro!.

Somos el demonio para los alcaldes (que van en cochazo oficial a todos lados), somos el demonio para los ciclistas, somos el demonio para los peatones, y aún a diario tengo que soportar escarnio público porque estar en contra de los carriles-bici es políticamente incorrecto, y en esta sociedad tan plural y democrática que tenemos, si dices algo políticamente incorrecto, vas a la hoguera.

Pues nada, señores ciclistas, siempre pensé que había sitio para todos en esta puñetera ciudad, pero dado que ustedes lo han convertido en una guerra, con cruzada incluida, de peatones y ciclistas contra conductores, nosotros tendremos que defendernos de algún modo. Y ya que a nosotros no nos defiende ningún alcalde megalómano, al menos nos queda las “Redes Sociales” para expresarnos libremente, aunque sea políticamente incorrecto.


Aparcamiento cochista en el Rectorado de la UCO. (Cortesía de Gerardo Pedrós, alias "Raquel Morrison")

Aparcamiento de bicicletas en el Rectorado de la UCO. (Cortesía de Gerardo Pedrós, alias "Raquel Morrison")

 Gerardo Pedrós , alias “Raquel Morrison” escribió en Flickr:

Se trata de aparcamientos en lugares públicos de la Administración que se disfrutan por vehículos privados.

Al hilo de ésto surge un tema:
¿Por qué se reservan espacios de dominio público en las administraciones para aparcar vehículos motorizados privados como motos y coches?
Entendemos que en estos sitios se podrían aparcar los vehículos oficiales de la Administración pero no los vehículos privados de los que trabajan en la Administración.
Proponemos el nombre de “Aparcamientos privilegiados pagados con dinero público.”

Aparte de la desaliñada redacción,  este sujeto demuestra una vez más su total desconocimiento de la terminología forense y administrativa. Y lo más grave no es que la ignore, sino que se atreve a rebuznar en público con el mayor desparpajo, como si supiese lo que dice.

Si tan solo aparcasen los “vehiculos oficiales, tan solo lo harían el automóvil oficial del Sr. Rector Magnífico (que vive cerquita y seguramente va andando hasta el rectorado) y algún vehículo motorizado del Servicio Técnico de la UCO, amén de las dos bicicletas de ese Servicio en Rabanales, aunque dudo que las utilicen en el trayecto Rabanales-Rectorado. Porque presumo que, de acuerdo con el planteamiento “dominio público” de Gerardo/Raquel, las “bicicletas privadas” de los trabajadores, alumnos y visitantes del Rectorado tampoco deberían aparcar en el recinto.

Pero no es así, parece que al susodicho Paladín Ciclistoide y Martillo de Cochistas no le preocupa lo más mínimo que los vehículos de tracción animal aparquen en “dominio público”, con sus aparcaderos costeados con “dineros públicos”, en ese mismo recinto u otros. Queda claro que a este individuo tan solo le preocupan los coches y sus usuarios, los “cochistas”, más obseso con este asunto que la niña de El Exorcista.

Por último, recordar al tarugo de Gerardo/Raquel que “dominio público” significa “conjunto de todos los bienes del estado y de los destinados a uso público“, por lo que no tiene nada de extraño que las instituciones den ese “uso público” a los espacios que tienen bajo su tutela, facilitando así al acceso a sus instalaciones de sus trabajadores y usuarios. Si se limitase el aparcamiento a los vehículos oficiales de los altos cargos, aparte de un derroche de recursos, se trataría más bien de un “dominio privado” e incluso “dominio señorial”.

Desconocozco si los profesores de la UCO, colegas de tan insigne iluminado, así como los demás trabajadores y alumnos de la UCO, están al tanto de las alucinaciones obsesivas de este cretino. Supongo que tendrá sus forofos, su grey. Pero dudo que sean tantos como para tener acojonado al Vicerrector de Campus, Antonio Cubero, débil de espíritu y de autoestima, según parece. Seguro que son muchos más los que, de enterarse, si este cobarde no tirase la piedra y ocultase su identidad bajo el burka de Raquel Morrison, le mostrarían algo más que desprecio.

Más fotos:

http://www.flickr.com/photos/raquel_morrison/sets/72157606440706551/
http://www.flickr.com/photos/raquel_morrison/2189825941/sizes/m/in/set-72157603712554263/
http://www.flickr.com/photos/raquel_morrison/2189825949/sizes/m/in/set-72157603712554263/


Convivencia peatonal y ciclista
Regreso al pasado y la perspectiva de futuro de una Triana peatonal y ciclista.

La calle San Jacinto es (era) una arteria principal en Triana. Con anchura considerablemente grande, en comparación con otras calles y callejuelas de un barrio que, obviamente, por su antiguedad, no fue concebido para el tráfico rodado actual, disponía de un acerado peatonal a cada lado de la calzada, aparcamientos y varias vías o carriles para encauzar el tráfico de un barrio populoso que ha ido creciendo en población merced a las nuevas construcciones en altura. Y ya se sabe, a mayor población, más automóviles, con todos los problemas que ello conlleva. 

Las municipalidad, o sea, ese conjunto de cretinos e incompetentes politicastros que pagamos entre TODOS y que, por lo tanto, debieran resolver los problemas de TODOS, han tomado cartas en el asunto y han resuelto los problemas, una vez más, en la forma más “imaginativa” al alcance de sus cortas luces: IGNORÁNDOLOS. 

Que han hecho en San Jacinto: 1) han ampliado la acera (O.K.), 2) han eliminado los aparcamientos (¡cómo no!) , 3) han puesto dos carril-bici, uno a cada lado (¿?) y 4)  han reducido la calzada a su mínima expresión, UN CARRIL ÚNICO,  en el centro, con el ancho de un autobús (¡¡¡acojonante!!!). Y tan contentos.

La política de movilidad que el gobierno municipal, promovida por su alcalde Monteseirín, está aplicando en Triana ha dividido al barrio en dos bandos difícilmente reconciliables. El enfrentamiento vecinal está servido; ¡¡¡muera la convivencia!!!

De una parte, la Plataforma Triana, de vecinos y comerciantes, liderada por Ángel Bautista, muy activa en sus actos de protesta contra las obras del carril-bici y la peatonalización del tramo de San Jacinto entre Pagés del Corro y el Altozano. De otra parte, una veintena de asociaciones y colectivos han suscrito un manifiesto para defender las iniciativas que en materia de circulación, tráfico y peatonalización está ejecutando el Consistorio para dar la réplica a la Plataforma.

La Plataforma Triana, crítica con la peatonalización de San Jacinto, tras la recogida de más de 7.000 firmas en el barrio contra las obras que Movilidad e Infraestructuras para la Sostenibilidad ejecutan en San Jacinto, está convocando a los vecinos y comerciantes a nuevas manifestaciones por las calles del barrio, bajo el reclamo de carteles con una foto de Monteseirín y de Torrijos y la pregunta ¿Vas a permitir que se carguen Triana?

Al contraataque,  la “Agregación” de asociaciones y colectivos por la peatonalización y bicicletalización de Triana  incorporando a su “manifiesto” (así, en bloque, “democráticamente”) asociaciones y colectivos que, en muchos casos, tienen otros fines en sus estatutos y en los que sin duda alguna no existe opinión unánime en el asunto que ahora toca. De este modo tan “antidemocrático“, al uso de estos illuminati, incorporan a su rebaño a todos los vecinos, peñistas asociados, afiliados, simpatizantes y gente que pasaba por allí,… tales como los Vecinos de El Tardón, la Peña Cultural Los Angeles, la Asociación Cultural Turruñuelo y Altozano, los colectivos vecinales Los Ángeles, Triana Norte y Barrio León, la Asociación de Jubilados de CASA, el Olimpic de Triana y el Triana Fútbol Club, el Club de Pesca Deportiva Sevilla, las asociaciones Peatones de Sevilla, A Contramano, Ecologistas en Acción, Iniciativas de Desarrollo Social y Viento Sur Teatro.

Y, ¡cómo no!, el cretinisno local, a través de su representante Gerardo Pedrós, anima el enfrentamiento desde Córdoba:

G. Pedros 29.11.2009, 09:21

Desde Córdoba os apoyo a los que pedis peatonalización y carril bici, sin ser trianero naci al lado de la macarena.

(Las faltas de ortografía son suyas. ¡No sabe escribir ni su apellido!)


Carrilbici en la Avenida Arroyo del Moro de Córdoba

Carrilbici de la Avenida Arroyo del Moro objeto de crítica de los comerciantes y vecinos de la zona.

CARTA ILUSTRADA
Diario Córdoba, 18/11/2009

Motiva la presente mi indignación y disconformidad por la situación en la que nos encontramos todos los comerciantes de la avenida de Arroyo del Moro tras la creación del carril bici, que ha incrementado la falta de clientes a nuestros establecimientos.

Vaya por delante que en absoluto estamos en contra de medidas como la creación de carriles bici, que mejoran el tránsito urbano, favorecen la renuncia a utilizar los medios de transporte, ya sean públicos o privados, mejorando la calidad de vida de la ciudad. Pero, por el contrario, creemos que el Ayuntamiento debería haber previsto el grave perjuicio económico que éste está causando a todos los comerciantes de la zona y haber complementado la implantación del carril bici con otras medidas como el aumento de plazas de aparcamiento que permitan a nuestros clientes acceder a nuestros negocios y que actualmente y cansados de dar vueltas en pos de una plaza de aparcamiento desisten y renuncian a visitar nuestras tiendas con la consiguiente merma económica, que en tan solo un par de semanas que llevamos con el carril bici supone en la mayoría de los casos más de un 50% de pérdidas.

De continuar esta situación, muchos de nosotros nos veremos obligados a reducir nuestras plantillas de trabajadores, cuando no a cerrar nuestros negocios, colaborando forzosamente a nutrir la grave situación económica de la ciudad. Esta situación requiere de medidas urgentes y pragmáticas y no de intenciones y buenas palabras por parte de la clase política que no conducirían a nada, bueno sí, a una situación que en pocas semanas será irreversible para la mayoría de nuestros comercios, los mismos que durante años han contribuido al desarrollo económico y social de este barrio.

Por todo ello, solicitamos, rogamos, imploramos que se tomen las medidas necesarias para aumentar de forma urgente el número de plazas de aparcamiento que nos garanticen al menos la posibilidad de acceder a nuestros clientes y en definitiva la posibilidad de al menos luchar por nuestro futuro.

Sin otro particular, y esperando que esta carta no caiga en saco roto, reciban un cordial saludo.

Fernando Marrupe Bravo
Comerciante zona Arroyo del Moro Córdoba

Antes de la “reordenación del tráfico”, los vecinos de la Calle Costanillas podían aparcar sin excesivos conflictos. Ahora, la conflictividad está servida. Expresamos nuestra solidaridad con estos vecinos.

 

Acceso a una cochera protegido por un pivote en la calle Costanillas

Acceso a una cochera protegido por un pivote en la calle Costanillas

Imagen de la calle López Criado

Imagen de la calle López Criado

Recogen 500 firmas para que dejen aparcar hasta que se construya el párking. Las denuncias y los conflictos entre los vecinos de la zona se disparan.

Diario Córdoba , 16/11/2009 JUAN M. NIZA  

Cerca de medio millar de firmas ha recogido una plataforma de vecinos del entorno de la calle Costanillas en contra de la nueva ordenación del tráfico en la zona, criticando el “acoso policial” y recordando el compromiso al que se llegó con el Ayuntamiento hace meses, cuando “nos aseguraron que hasta la construcción de los aparcamientos –un proyecto pendiente desde hace seis años en un amplio solar destinado a equipamiento y centro comercial– se abstendrían de venir por la zona a denunciar a los vehículos”, dice el texto del escrito que se va a remitir al Ayuntamiento. 

La recogida de firmas es una faceta más del auténtico conflicto vecinal desatado que ha llegado a crispar la convivencia en la zona. El propio escrito de protesta habla de un “acoso desmedido por parte de la Policía Local” que responde a llamadas de personas que, en ocasiones, piden que se instalen pivotes delante de sus puertas y luego “ponen sus vehículos frente a las casas de los demás”, dice el texto de la protesta. “Aquí, al primero que llama para que le pongan un pivote le hacen caso”, ironiza al respecto José Manuel Pedrera, uno de los firmantes de la protesta. Los vecinos, incluso, se quejan de que al eliminar los aparcamientos la mayor anchura “permite que desaprensivos cojan velocidades que con coches aparcados no sería tan fácil”. 

El escrito también propone medidas, entre las que figuran repartir tarjetas de aparcamiento para residentes y negocios, “retirar los pivotes que algunos han colocado en las aceras” ya que “al ser calles estrechas obligan a los vehículos a circular sobre la otra acera”, fijar una hora de carga y descarga en el acceso por la pilona para suministrar al comercio e impulsar el equipamiento y el párking previsto en el solar de Costanillas. 

El concejal niega que la Policía persiga a los residentes.

El concejal de Tráfico, José Joaquín Cuadra, ha informado de que la Policía Local tiene orden de no actuar con severidad en la zona de la calle Costanillas, algo que niegan los vecinos del entorno. Cuadra recuerda que el futuro final del barrio es que no pueda aparcarse ni circular (salvo acceso a cocheras) en ningún lugar, más aún tras la costosa y reciente reforma a la que ha sido sometido el entorno. Sin embargo, a la espera de construir el aparcamiento previsto, “Se han instalado hitos para garantizar el acceso y en puntos como entradas a cocheras y frente al colegio”, afirma Cuadra. 

 


 

Automóvil solar chino

Automóvil solar chino

 

Automóvil urbano diurno diseñado en Taiwan (Formosa) por Ay Herchang basándose en la experiencia del Australian World Solar Challenge, después de 10 años de experimentación y más de  50 prototipos previos.

El diseño es básico, simple como un iPOD, y pensado para el tráfico urbano diurno en días no lluviosos, incluido el callejeo por calles no sombreadas.  Ademas, sin problema de aparcamiento a pleno sol ibérico. Aunque no aparece recogida en su ficha, su utilización nocturna sería factible añadiendo unos ecológicos pedales.

Viene a ser  la version china del Smart, muy encutrecida, pero ecológica.  ¿Se convertirá en un rival “sostenible” de la bicicleta?


Calle Costanillas. Córdoba

Calle Costanillas. ¿Prohibido detenerse? ¿Cómo se apea del coche la persona ínvalida que transporto? ¿Cómo descargo la compra del Carrefour? La calle, sin coches, queda muy bonita en la foto (pena de esos tendidos eléctricos tan poco estéticos y de las pilonas). Pero los vecinos quieren otra cosa.

La prohibición de aparcar en la calle Costanillas ha supuesto un doble perjuicio para los vecinos: por un lado agrava aún más el problema del aparcamiento en una zona ya de por sí complicada, tanto más si se tiene en cuenta que allí habitan muchas familias humildes que no pueden costear las escasísimas plazas de garaje (cuando las hay) que se ofertan en la zona. Por otro, y esto es aún peor, los vehículos circulan ahora a gran velocidad por una calle expedita, con el consiguiente riesgo para los transeúntes.

Si antes de la reforma de la calle Costanillas estaba permitido aparcar en ella, ¿Por qué ahora no? ¿A quién beneficia este nuevo desbarajuste prohibicionista?

Antonio Jesús Rodríguez Delgado. Córdoba.Publicado en  Diario Córdoba

Este cordobés se lamenta del desbarajuste prohibicionista que, como siemre, se ceba con las economías más débiles. Antes podía, con un poco de mucha suerte, aparcar su vehículo a una distancia prudencial de su casa. Ahora, se acabó. ¿Por qué? Remedando a Bertold Brech, mientras que no nos toca, no nos hacemos esa pregunta; y cuando nos la hacemos, ya es demasiado tarde y no tiene remedio. La conciencia ciudadana no existe, o al menos está dormida y tan solo despierta ante una sacudida que nos enfrenta a una realidad que no esperábamos para nosotros, aunque se veía venir.

Se entiende que las calles de la Córdoba Antigua no fueron diseñadas para el actual tráfico de vehículos. Pero estos existen y hay que buscar soluciones racionales para resolver problemas. En lugar de ello, el Ayuntamiento simpre opta por las soluciones facilonas, en muchos casos estúpidas (circulación por la plaza del Cristo de los Faroles); nunca o casi nunca por las que convengan a los ciudadanos, meros peones en este juego en el que están al servicio de las “piezas” mayores. Suprimir aparcamientos, así porque sí, es su plantemiento. ¿Les beneficia? Pues claro que sí, el aparcamiento libre, callejero, apenas les reporta beneficios; suprimirlo les proporciona el “ordeño” del ciudadano, bien sea através de multas recaudatorias por “mal aparcamiento” (¿cómo puede ser bueno si no hay plazas?) o a través de aparcamientos rotativos de pago a unos precios prohibitivos para el común de los ciudadanos (y luego se quejan de que estén medio vacíos). Estos concejales no tienen vergüenza; están por encima de estos y otros muchos problemas “domésticos”. Tienen sus aparcamientos reservados frente al ayuntamiento y, no te quepa la menor duda, sus plazas de garage en sus viviendas. No gobiernan para los ciudadanos porque los ciudadanos normales no se lo exigimos; tan solo escuchan a los más radicalizados y organizados en atención a los votos que pueden representar. Al menos ya sabemos, ya sabes vecino de las Costanillas, a quienes no tienes que votar.

Por supuesto que hay quienes estarán muy satisfechos por este nuevo planteamiento soviético en pro de la “inmovilidad insostenible“.

Página siguiente »