Abogados paquistaníes queman una bandera de EEUU. | Efe

“Interpol emitió una alerta global hoy a sus 188 países miembros, a petición del ministro paquistaní del Interior debido a la fuerte posibilidad de ataques violentos contra personas inocentes, si la propuesta de un pastor en Estados Unidos de quemar copias del Corán se lleva a cabo”, aseguró la organización, con sede en Lyon, en un comunicado. 

“Aunque todavía no conocemos los detalles, seguro que la quema del Corán tendrá consecuencias trágicas y podría costar la vida a muchas personas”, subrayó el secretario general de la Interpol, Ronald Noble. 

No soy partidario de las provocaciones de ningún signo, entre las que cabe incluir el ultraje y el desprecio a los símbolos que representan algo, quizás muy valioso, para un colectivo de gentes sensibilizadas por unas ideas de pertenencia de carácter nacional, religioso, deportivo, étnico, político, cultural,… etcétera. Por eso mismo, me producen espanto las “hinchadas” nacionalistas, religiosas, deportivas, étnicas,… etcétera, cuando exteriorizan su odio visceral y furibundo afrentando los símbolos de los demás. Cuando contemplo escenas como las recogidas en las fotos, entiendo que son ellos mismos, los energúmenos, quienes se rebajan hasta los niveles más viles e infames de la naturaleza humana.

Y henos aquí, en Occidente, acongojados (de boquilla) y acojonados (en realidad)  por algo tan puntual y localizado como es la intención de un presbítero cristiano, el reverendo Terry Jones, que dirige una pequeña iglesia (¿50 miembros?) en Florida (EEUU) de quemar públicamente unas copias de un libro, el Corán, bajo cuya invocación se han inmolado a miles de victimas inocentes (todas las víctimas son siempre inocentes). Y estoy hablando de ahora, no de lo que ocurrió hace siglos. A mi el Corán, como otros libros, como otras ideas, no me merecen respeto alguno; porque el respeto hay que merecerlo y no es obligatorio en democracia. No quiero decir con ello que yo esté dispuesto a quemarlo en público, como tampoco he quemado en público otros libros de parecido jaez. Con deshacerme de ellos, bien sea en el “contenedor de solo papel”, en aras de su reciclado para menesteres más interesantes, incluido el higiénico, o avivando el fuego de la chimenea en una fría tarde de inverno. Pero sin “animus injuriandi”, simplemente por el deshacerme de lo que es inútil, perjudicial o perverso.

Libertad, vete al infierno.

Los angelicales abogados islámicos de la primera foto están quemando un símbolo occidental; y seguro que por ello no habrá unas terribles represalias, incluido el asesinato de personas inocentes. Y sin duda alguna cuentan con la complacencia e incluso regocijo de muchos cenutrios desnortados, pijiprogres o progrecutres,  occidentales. La quema del símbolo islámico si que provocaría, al parecer irremisiblemente, un desastre por los actos vandálicos y masacres que están dispuestos a cometer esos fanáticos, que no son pocos, sino muchos (hasta esto nos da miedo reconocer). Hay que tenerles miedo,… y miedo tenemos, aunque lo enmascaremos con extraños disfraces de  “Respeto” (a quienes no nos respetan) , “Alianzas” (con quienes no desean nada más que nuestro exterminio), … y otras gilipolleces políticamente correctas muy en boga.

Mientras esperamos plácida y civilizadamente que nuestras libertades se vayan al infierno, ofrezcamos la otra mejilla.

La ex-musulmana Wafa Sultan arroja un poco de luz al conflicto islámico – occidental. En una entrevista exclusiva explica lo que, según el Corán y las enseñanzas de Mahoma, sería un buen musulman.

Como diría asimismo el ex-musulmán Ali Sina, entre otros…: “El Islam es una Religión de Paz. Esto es lo que proclaman nuestros políticos políticamente correctos. Aunque políticamente correcta, esta proclamación no es correcta. A decir verdad, el Islam no es una Religión de Paz. Es una religión de odio, terror y guerra.

¿Puede Occidente, regido por la razón y el cientifismo “Aliarse” con la irracionalidad y el cretinismo religioso y/o cultural?

Un musulmán experto en “Ciencias Coránicas” (¡toma ya!) nos explica por qué la Orina de la Mujer es más Impura que la del Hombre. Obsérvese que el estudio que menciona fue hecho por “científicos coránicos” que de antemano creían que esto era verdad. Lo mejor del caso es que de ello se sigue que el Islam es la Religión Única Verdadera.

Anuncios