(Enviado por un ciudano de la Villa y Corte)

Quiero hacer un comentario sobre el Carril-Bici que se está construyendo en Madrid, pues realmente parece la intención es que esta serpiente de asfalto de la vuelta a España, y tan solo así, a bulto, me hace pensar que más que un producto de albañilería, es el sueño de algún faraón reencarnado en este siglo, que quisiera dejar su póstuma obra para la posteridad.

Pues bien, esta obra faraónica de muchos millones de euros, en plena crisis económica del país, no deja de asombrarme. Ya que imagino que la máxima aspiración de dicho Monumento es paliar la contaminación de los aires de España; me pregunto porque no han incentivado el trasporte público. ¿ O acaso queremos dar la imagen de bienvenido Mister Marshall queriendo hacer creer que todos vamos en bicicleta porque no se trabaja y nos sobra la pasta para irnos de paseo en bicicleta? ¡No¡. Se trata de que ahora quieren hacer que todo el mundo monte en bicicleta. ¿Irán al congreso en bicicleta, para dar ejemplo? ¿Y llegarán con la camisa sudada o irán en chandal?

En fin, a mi personalmente me parece que con una rayita en el suelo hubiera bastado, porque todos esos millones que han gastado bien podían haberlo gastado en las familias que están viviendo dramas porque el país nos tiene en paro y nos está dejando sin casas.

Todo muy bonito, muy feliz, un sueño muy inspirado, pero por favor no empecemos la casa por el tejado … Ah, por cierto me pregunto que harán ahora en Madrid con el problema de aparcamiento. Espero que estén felices los domingueros que solo en el verano montan en bicicleta… Por mi parte dejo mi protesta: No al carril bici, basta de locuras… por favor.  No despilfarren dinero cuando hay cosas mucho más prioritarias que un carril bicicleta. Más trasporte público de calidad y más barato.

Claro está tan solo es  mi opinión y que los sueños de imaginarnos a todos montando en bicicleta es bonito, pero dificilmente lo puedo imaginar cuando los trabajos están a veces muy alejados del domicilio familiar.  No me imagino a nadie que viva tan solo a 12 kilómetros y trabaje en Madrid cogiendo el tren y dejando una bici amarrada para dar la imagen soñada de Pekín, Bélgica o yo que sé…
-Más viviendas, eso hace falta
-Más trabajo, eso hace falta
-Una sanidad menos masificada, …

Y tantas cosas que, perdonen mi fatal comentario, ante un mundo sin contaminación porque no nos ahogará el aire irrespirable, si no la friolera de millones que han costado a Madrid los 65 kilómetros de acera para bicis;  mientras, Madrid se sume en el paro, los sin techo y la quiebra de empresas que no encuentran subvención.

Que bonito el carril bici… que bonito … ¡Vive Dios¡

Anuncios